Pequeños Pacientes Grandes Soluciones

Pequeños Pacientes Grandes Soluciones

Por Sabrina Lara

Optometra Fiacle

Mientras más pequeño es el paciente, mayor es el desafío del profesional. Ya sea nacido a término, o no, podremos encontrar ametropías y patologías como: retinopatía del prematuro, persistencia hiperplásica del vítreo primario, albinismo, anisometropías, síndromes y cataratas, entre otras.

Durante los 10 minutos posteriores al parto, hay estudios que nos arrojan información vital. Uno de ellos, es el test de APGAR: descubierto por la anestesista Virginia Apgar, quien propuso realizarlo para evidenciar cualquier alteración que pudiese indicar peligro, como el esfuerzo respiratorio, la frecuencia cardíaca, el tono muscular, los reflejos y el color de la piel. Puntuando en escala de  “0”, “1”, ó “2” a cada una de estas categorías, según el estado encontrado, siendo “10” la mejor respuesta.

Compartiré con ustedes un conmovedor caso:

Nicolás es un niño nacido a término con Apgar de “9”.

A las 24 horas de vida, Nicolás ingresó a la unidad de terapia intensiva, donde diagnosticaron catarata bilateral, PHVP (persistencia hiperplásica de vítreo primario) y posible cuadro de hidrocefalia e hipotonía muscular total con displés respiratorio.

Ante la falta de respuesta al tono cervical, el bebe adoptó posición de cúbito supino (siempre mirando hacia arriba), y a los 5 meses de vida le realizaron la cirugía de cataratas. En ese tiempo con la falta de estímulo visual, desarrolló fijación anómala generando nistagmus por deprivación sensorial, con movimientos involuntarios rítmicos de vaivén de tipo pendular y rápido.

Teniendo en cuenta que nuestra misión era impresionar imágenes en la retina de forma inmediata, opté por miopizar el sistema visual de Nicolás, hiper corrigiendo en poder positivo su graduación, de modo que al cambiar la distancia focal, pudiera encontrar respuesta en un punto cercano a sus manos con nitidez..

¿Qué poder tendría la lente de contacto definitiva?

La receta profesional para ambos ojos era de: Esf + 22.00 Dioptrías.

Adopté esta fórmula para resolver el caso:

– *AO Esf + 22.00 D más reducción de distancia al vértice a 11 mm= Esf + 29.00 D

– * Esf + 29.00 + 3.00D (necesario para que vea nítido a 33 cm, ya que no tiene cristalino)= Esf + 32.00D

– * Esf + 32.00 D (para sacarlo de la ambliopía y del Nistagmus, hiper corrijo en 3 D mas) = Esf + 35.00 D

El radio de curvatura corneal promedio era de 7.23 mm, por lo que aplané 0.30 mm para fabricar una lente muy pequeña en material de hidrogel de silicona.

Resultado:

– Se colocó como definitiva una lente Afáquica Pediátrica.

– Curva base: 7.50

– Poder: Esf + 35.00 Dioptrías

– Diámetro: 12.5 mm

– Zona óptica: 7.5 mm

– Material: hidrogel de silicona-Efrofilcon 74 % H2O

Nicolás fue estimulado con objetos con diversidad de formas, caja de luz, filtros de colores. Al mismo tiempo rehabilitaron su cuerpo para lograr tono cervical, por lo que el médico pediatra lo puso de inmediato a trabajar con balón y cilindros de goma, donde el pequeño comenzó a tratar de sostenerse con sus manos para intentar levantar la cabeza.

En sólo 40 días de adaptación, y antes de cumplir los 7 meses de vida, implementamos una técnica muy fácil que no ofrece datos muy objetivos pero si confiables. Nuestro bebé NO PARLANTE reconocía de las cartillas de LEA un ciclo por centímetro.

La respuesta del organismo ni bien el estímulo visual fue logrado, comenzó con fusión entre su parte motriz, auditiva y sensorial coordinando lentamente el ojo con la mano, trabajando su sistema cognitivo. La habilidad de este niño nos sorprendió desde lo muy simple a lo más complejo.

La constancia de la familia emociona.

Hoy Nicolás se sienta solo, puede sostener su cabeza, está logrando mejorar a paso lento y muy seguro su motricidad.

El poder de sus lentes de contacto ha bajado a Esf + 27.00 Dioptrías, prácticamente sin Nistagmus.

Seguimos incansables en el trabajo de rehabilitación de lo que hasta el día de la fecha es un enigma de la ciencia, con respuesta favorable ante un pronóstico muy reservado.

La adaptación de lentes de contacto en la actualidad, es una práctica muy favorable con buena calidad de vida y sin riesgos, siempre y cuando se mantenga una correcta higiene y control adecuado.